La invasión de los moscarviones

No sabemos muy bien por qué, no sabemos muy bien por dónde, pero hoy se nos está llenando la casa de unas moscas tan grandes que yo creo que más que exoesqueleto tienen armaduras.

Lo del zumbido es de guerra psicológica, pero lo más espeluznante de todo es que van apareciendo más y más según las vamos exterminando, como si se multiplicasen por generación espontánea, y no sabemos muy bien por dónde entran. Es desquiciante.

Es como el inicio de una de esas pelis de miedo que empieza con uno turistas alemanes, de vacaciones en una isla balear, encontrándose una avispa mutante mientras desayunan en el jardín y al principio no es nada, pero acaba siendo una plaga mortal en la que los protas acaban cruzando la isla en motocicleta mientras enjambres de avispas se cargan a pescadores haciendo explotar los motores de sus barcos.

Ahora que lo pienso… ¡Socorro! ¡Llamad al ejército!

  1. Jorge -Ecosistema Urbano

    31 agosto 2015 at 22:07

    Ah, bueno… entonces no es tan grave. Pensaba que iba a ser de esas pelis en las que comienzan a aparecer bichos de forma misteriosa, alguien se pone a hurgar en un agujero y de pronto la pared cae en pedazos mostrando una puerta viejísima por cuyas rendijas salen todos los bichos, y a través de la cual se nota que intenta entrar un horror insondable, etc.

    1. Carabiru

      31 agosto 2015 at 22:09

      Jajajaja jajajaja.
      No sé si se nota, pero es una risa histérica.
      No voy a poder dormir hoy…

  2. ¡Llamad a los bomberos, al ejército, a los cazafantasmas! | Carabiru

    18 noviembre 2015 at 20:18

    […] han desaparecido sin dejar rastro tras el susto inicial), seguimos sin saber por donde entraró la plaga de moscardones que tuvimos a finales de agosto, nos han picado más mosquitos de los que podemos recordar, […]

Leave a Reply